Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales en Guatemala

http://avancso.codigosur.net

Problemática Agraria y Rural ante el Nuevo Gobierno

Columna de Opinión escrita por Isabel Recinos de la Unidad de Comunicación. La columna fue el Editorial del Noticiero Maya K’at de la Federación Guatemalteca de Educación Radiofónica FGER el 16 de febrero del 2016.

Las problemáticas agraria y rural en Guatemala resultan ser temas de discusión antigua. No son sorpresas para nadie las crisis agrarias, de distribución de tierras, de epidemias, sequías, resistencias, entre otras.

Es así, con el tiempo, que vemos cómo estas temáticas se van acoplando a distintas coyunturas, dejándonos diagnósticos variantes pero con el mismo resultado. Sabemos que Guatemala es un país que produce y vive de la tierra, conocemos y nos jactamos de esa fertilidad de los suelos de este país, a nivel nacional, internacional y turístico: “Somos gente del café”... sin embargo ver cómo esta fertilidad, abundancia de recursos naturales, se ha vuelto una lucha permanente entre los guatemaltecos termina siendo cínica ante la poca calidad de vida que tienen muchos de sus habitantes.

Somos un país con tierras altamente fértiles cada vez menos con una población explotada por su mano de obra y abandonada en su desarrollo integral. Con una minoría enriquecida con la mayoría del territorio nacional y con una mayoría desfavorecida por estos términos sistemáticos dentro de los cuales la política y la economía se ejecutan, no cabe duda que estas condiciones responden a mecanismos que favorecen ciertos intereses.

Al acercarnos a las superficies de la vida rural en nuestro país, vemos que aún es un ámbito subdesarrollado debido al abandono en las políticas públicas, el cual se amarra con temas como: las industrias extractivas, las telefonías, el cable y el alcohol. Podemos notar a simple vista que estos son síntomas de irresponsabilidades institucionales que a la larga desembocan en vacíos personales, vacíos que dejan a una población desfavorecida aún más vulnerable. La vida rural siempre se ha caracterizado por su conservadurismo social, sin embargo a los pasos de una ventana globalizada cada vez más amplia en sus mecanismos de instalación, vemos a una población que migra, desesperanzada en su propio territorio, una población que invierte sus recursos en alcohol y que al mismo tiempo es desnutrida, y además que es cooptada por los mecanismos del consumismo del siglo XXI.

El potencial económico que tienen estas poblaciones y la riqueza que representan al país son vistas como peligrosas para el sector mayormente favorecido de estas condiciones, quiénes se han empeñado en limitar el florecimiento de este potencial. El migrante, que con sus remesas representaba un tercio del ingreso del país, es como ese personaje “hormiga” que va desmitificando el ámbito rural con esas naciones que en su mochila enlaza a Guatemala. Ese migrante, “ilegal”, ha permitido la subsistencia de un ámbito rural mitificado, reducido conceptualmente al cultivo de maíz y roído por ese abandono político.

Con estas cuestiones a la mano, apoyándome en el programa “Problemáticas Agrarias y Rurales ante el Nuevo Gobierno” de Una Mirada Crítica sobre Guatemala, dónde se analizaron estas temáticas en relación a los procesos de promoción del desarrollo rural que se vienen arrastrando desde gobiernos anteriores, me pregunto: Ante el “nuevo gobierno” que recibe un país en crisis, ¿cómo podemos visualizar estas problemáticas? Para ello, Karin Slowing, quien participó en este programa mencionaba con preocupación los temas de la ley del desarrollo rural integral y la política agraria, donde en ambos casos, ella planteaba algo que me pareció importantísimo comprender en el tema de hacer política. Decía que una ley es escrita y aprobada pero no necesariamente se ve “avalada” por la parte económica de la misma ley. Es decir, una ley puede ser aceptada, aprobada pero eso no asegura que tenga presupuesto o recursos que permitan su cumplimiento. Estamos en una situación política dónde el mismo Estado puede estar siendo el antagonista de estas leyes.

Entonces el campo de visión se aclara cuando Helmer Velásquez, el otro participante, cuenta cómo estos procesos legales vienen desde el gobierno de Berger. Es decir, un nuevo gobierno no va a venir a resolver ninguna problemática, en realidad el tema delicado con cada gobierno y que tiene un peso importante es el proceso con el que ejecuta sus acciones. Por ello es importante revisar cómo se ejecutan las acciones de gobierno no sólo como parte del quehacer político sino que también como respuesta a proceso y rutas establecidas. Al revisar estos elementos podemos intuir las estrategias, los mecanismos políticos que caracterizan revelan los objetivos de cada gobernante.

Velásquez comentaba también que en el discurso de toma de posesión del nuevo presidente, Jimmy Morales, no se mencionó el tema agrario. Estamos ante un discurso que ya nos habla de un proceso, y de futuros procesos. ¿Qué podemos intuir de este nuevo gobierno con tan pocas semanas de trabajo? en realidad desde su campaña electoral, vemos un proceso débil que habla más de resolver sobre la marcha, y no tanto de un proceso que vislumbre las complejidades de nuestro territorio. Complejidades que crecen, se agravan y se conflictúan. Slowing mencionaba también que ya no es una lucha únicamente vinculada al suelo, sino una lucha que pelea por el subsuelo y por el agua, entre otros.

Estamos viendo pasar procesos alarmantes que ya nos dibujan futuras crisis que no nos resonarán por sorpresiva. Además, actualmente estamos ante crisis de luchas por territorios, crisis de salud, es decir crisis viejas con caras nuevas.

En fin, es cierto que desde los centros urbanos es difícil comprender las complejidades de las problemáticas rurales y agrarias. Por ello es de un buen político asimilar esta limitación e implementar los procesos necesarios –procesos integrales, incluyentes y participativos– que rompan estas brechas, para que se comience el camino de restauración desde lo local, camino por la que estas poblaciones han luchado por más de una vida.

16 de febrero del 2016.

Última modificación: 11 de marzo de 2016 a las 13:56
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.