Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales en Guatemala

http://avancso.codigosur.net

Mayo, un mes para hablar de vida y así cuestionarla

Columna de Opinión escrita por María Isabel Recinos Arenas, del Área de Comunicación de AVANCSO. La columna fue editorial del Noticiero Maya K’at de la Federeación Guatemalteca de Educación Radiofónica FGER el 27 de mayo del 2014.

*Creo que un reto importante es que también adentro de
nuestro país haya esa comprensión de que la investigación
hace parte del desarrollo.
Clara Arenas,
Directora Ejecutiva AVANCSO, 2010.*

¿Cómo comenzar a hablar de vida? En un país donde impera un sistema de muerte, resultado de microsistemas élites que responden a intereses ya conocidos, me pareció acertado hablar de la persona que me dio la vida, pues tengo la dicha de tener una mamá extraordinaria. Rara coincidencia esta, que en mayo, el mes en que se celebra a la madre, me corresponde escribir esta columna el 26, el día que cumple años mi madre.

Y es que Clara –así se llama ella– lo tiene claro: la apuesta es por un sistema de vida. Siendo directora ejecutiva del centro de investigación en ciencias sociales AVANCSO, por más de 27 años, ha buscado, en conjunto con muchas otras personas, una alternativa a esta realidad que se nos plantea como única y se nos impone a través de una serie de mecanismos de dominación y opresión.

“Para AVANCSO pero también para la ciencia sociales en Guatemala, creo que uno de los retos es cómo contribuir a un pensamiento más plural y más crítico…” (Arenas, 2010)

Acompañada por otras personas y sus luchas, ha trabajado para responder a esta inquietud y ha logrado permanecer y resistir en ese camino que busca la vida, la vida ¿cómo? AVANCSO nos revela que estamos inmersos en una dinámica social y política que fomenta relaciones hegemónicas que desfavorecen a la mayoría de la población. Un pequeño sector de la población manipula las condiciones de vida de la mayoría, y en realidad éstas dejan de ser condiciones de vida para tornarse en sobrevivencias varias, y en muchos casos, en resistencias. Resistencias negadas, silenciadas, apagadas, criminalizadas.

Hoy tenemos un ejemplo claro de explotación y abuso: La Puya. Ayer tuvimos varios ejemplos: la bananera UFCO, el conflicto armado interno, la lucha campesina –que no cesa–, las hidroeléctricas, la minera Marlin, etc.

Estos aconteceres nos mapean Guatemala, ¿qué significa resistir y permanecer con una postura alternativa a la dominante en este contexto?, la apuesta y la entereza de Clara nos dice que la construcción de otra mirada es posible, obviamente con sacrificios de por medio; ¿quiénes y qué tanto nos disponemos nosotros a tomar este camino? A sus 64 años ha logrado un trabajo académico ejemplar y además de ser madre de tres hijas, ha logrado salirse de las expectativas sociales que se le imponen a la mujer, y más generalmente a las y los guatemaltecos, para realizar un trabajo socialmente comprometido, que se caracteriza por pensar y repensar nuestra realidad. ¿Cómo nos relacionamos en Guatemala?, ¿qué significa el poder en Guatemala?, ¿cuál es nuestra historia?, ¿quiénes vivimos en este país y cuáles son nuestras características?, ¿qué investigar y desde dónde?, ¿para quiénes investigar?

Nuestra sociedad se reproduce influenciada cada vez más por esa visión global dominante, que invita a no pensar, a no hacer y a reaccionar como masas sin identidad o criterios propios. El caminar de Clara es un ejemplo para las nuevas generaciones, su camino nos dice que hay otras formas, más sensibles e involucradas con la realidad guatemalteca, formas que exigen un compromiso y una visión firme, para la elección del cómo queremos vivir. Claramente un camino de lucha, de contracorriente, de vida. Su ejemplo nos dice que el pensamiento crítico, no solo en la investigación o en las ciencias sociales, es una herramienta que nos permite proponer otros caminos que resistan a la lógica de muerte del sistema en que vivimos.

Más allá de reconocer su labor, quisiera honrarla con estas breves palabras, e invitar a quien esté del otro lado de esta columna de opinión a conocer el trabajo de Clara, y de AVANCSO, para la reflexión personal: Qué camino estamos caminando, qué formas estamos reproduciendo. Considero que ese es el principio del verdadero desarrollo. Porque el desarrollo hoy es dejar de reproducir este sistema que, y nuestra realidad nos lo comprueba, no permite un buen vivir, no permite que Guatemala enraíce su cultura, o construya las bases de una sociedad que se defina y se defienda. Clara optó por el camino de la investigación, del ir al campo de acción de la problemática y desfragmentarla hasta encontrar aquello digno del análisis crítico que la caracteriza.

¿Y nosotros?

Guatemala, 26 de mayo del 2014.

Última modificación: 27 de mayo de 2014 a las 19:42
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.