Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales en Guatemala

http://avancso.codigosur.net

La calle como opción para sobrevivir

Columna de Opinión escrita por Débora Díaz del CENINF. La columna fue el Editorial del Noticiero Maya K’at de la Federación Guatemalteca de Educación Radiofónica FGER el 21 de junio del 2016

Día a día, al salir desde horas de la mañana a la calle, en varias avenidas en donde los semáforos tardan un poco mas de tiempo para lograr incorporarse al congestionado tránsito, varios jovencitos que oscilan entre la niñez y la adolescencia, se afanan en pintar su rostro y cuerpo con una pintura plateada y de esa manera parecer hombres de metal.

Su afán se debe a que al estar pintados así, atraigan la atención de los conductores de los automóviles que transitan por donde ellos se encuentran, se diviertan viéndolos hacer movimientos que les hace parecer robots, y de esa manera conseguir que se les dé alguna moneda que les ayude a sobrevivir. No tienen horario y tampoco importa si el clima está caluroso o frío, la necesidad que los obliga a hacer su momentáneo espectáculo es tan grande como el hambre que sienten todos los días.

Al igual que ellos, vemos en las esquinas a jóvenes vendiendo flores, enseres para teléfonos, golosinas o aquellos que se dedican a limpiar los vidrios de los automóviles. Hay también jovencitas involucradas en todas estás maneras que han inventado para la sobrevivencia, que ofrecen diversidad de objetos o pequeñas maniobras acrobáticas y sus jornadas de autoempleo o empleo informal es extenuante ya que caminan sobre la misma calle, las veces que el semáforo cambia para dar vía. Dentro de esta gama de jóvenes también se encuentran aquellos utilizados como esclavos que otros manipulan.

¿Qué futuro tienen todos estos jóvenes, si la mayoría no ha asistido a la escuela o si lo ha hecho ha sido solo uno o dos años?, ¿qué garantía tienen de su seguridad si se la pasan en la calle todo el día? ¿Quién garantiza su alimentación y si logran ganar para ellos? ¿Quién cubre los gastos de salud que se deteriora si tienen que aguantar las inclemencias del tiempo y respirar todo el día aire contaminado, al igual que los futuros problemas en la piel por utilizar pintura en su cuerpo?

Todos ellos son nuestro futuro, deberíamos exigir que el Estado desde todos los ámbitos que le incumben, haga su trabajo y cumpla con su deber de velar con mayor preocupación por los jóvenes y jovencitas para que no tengan que salir a la calle a buscar cómo sobrevivir. Porque ellos deberían estar en las escuelas o en talleres aprendiendo un oficio, capacitándose para desarrollar sus habilidades y priorizar sus sueños. Ellos tienen todo el derecho de vivir plenamente, a estudiar todos los grados hasta llegar a la Universidad, tienen derecho a la diversión, a la recreación, a la expresión de sus habilidades artísticas.

Pero aquí, lejos de garantizarles el respeto y cumplimiento de sus derechos, se les deja al abandono, y es repugnante pensar que no se debe a que el Estado no cuente con los recursos para cumplir con sus obligaciones para con los ciudadanos, sino que se deba al desfalco que los políticos, que siendo electos para cumplir con la labor de administrar los recursos públicos, se dediquen únicamente a robar en forma descarada y sinvergüenza, olvidándose para qué fueron electos.

Ante nuestros ojos se está develando la terrible corrupción incrustada en todas las instituciones del Estado que malos políticos, inconscientes empresarios, desleales militares, y deshonrosos ciudadanos, han llevado a nuestro país a una crisis institucional que abarca todos los ámbitos de la vida de los ciudadanos. Pero en medio de esta degradación del Estado, se está vislumbrando una luz que pueda conducirnos a la recuperación de un Estado realmente democrático en el que los políticos hagan su trabajo y vayan dándole prioridad a todas las carencias que hoy se padecen y dentro de ellas, mejorar la calidad de vida de los jóvenes que al igual que otros sectores de la población han estado en total abandono.

Guatemala, 21 de junio del 2016.

Última modificación: 22 de agosto de 2016 a las 15:08
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.