Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales en Guatemala

http://avancso.codigosur.net

OPINIONES

Artículo: El límite de los privilegios. Los ladinos se describen como progresistas.

Fecha de publicación: 20 enero, 2009

Opiniones de la Dra. Irma Alicia Velásquez Nimatuj, publicadas en elPeriódico de Guatemala, sobre el trabajo del investigador estadounidense.

El tercer artículo titulado El límite de los privilegios. Los ladinos se describen como progresistas, fue publicado el 19 de enero del 2009. Pág. 16.

———————————————————————————————

IRMALICIA VELÁSQUEZ NIMATUJ

EL LÍMITE DE LOS PRIVILEGIOS

Los ladinos se describen como progresistas.

En dos artículos anteriores planteé el contexto del país en el que el investigador Charles R. Hale buscó y generó conocimiento que nutrió las discusiones políticas y académicas que organizaciones indígenas mantenían en la década anterior y en la actual, abordando temas poco trabajados en Guatemala, desde una perspectiva alterna, que implicó adentrarse en el mundo ladino departamental, para analizar las posturas de los miembros de ese pueblo. Posturas a la que un investigador indígena no hubiera accedido dada su condición de ciudadano de segunda categoría y su posición de servidumbre, persistente en el imaginario ladino.

En el segundo artículo busqué retratar al autor de la investigación, con sus privilegios, pero mostrando cómo ha usado a lo largo de su vida personal y profesional los privilegios de clase, género y raza para generar conocimiento que pone al servicio de pueblos indígenas, apoyándoles simultáneamente en la materialización de sus demandas. Traté de destacar el poder que posee el intelectual del Primer Mundo y lo clave que es su decisión a la ruta que recorrerá, porque eso determina el rol académico y político que jugará y al servicio de quién pondrá el conocimiento que produzca su trabajo de campo.

En este artículo presento el argumento general del libro Más que un indio. Ambivalencia racial y multiculturalismo neoliberal en Guatemala. A lo largo de siete capítulos, el autor utiliza una metodología compleja, imbuyéndose en la región y en las familias, reconstruyendo la historia local, trenzando una incisiva etnografía con una agudeza teórica por momentos difíciles de seguir. Hale logra articular una crítica compleja, por momentos tensa, de la familia que guía la narración, lo que evidencia que no escribió una disculpa o una apología al dominio que los ladinos ejercen sobre los indígenas en el departamento de Chimaltenango.

El libro presenta los múltiples intentos de los ladinos de Chimaltenango, que en el presente se definen como progresistas y aceptan la multiculturalidad, sin que esto implique traspasar el límite que les llevaría a perder los privilegios, de los que han gozado, por no ser indígenas. Mostrando así que sus marcos ideológicos y materiales se afianzan en la creencia de que, a pesar de los cambios en el país, ellos siguen asumiendo que el ladino es más que un indio.

Última modificación: 20 de enero de 2009 a las 11:01
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.